Buscar este blog

viernes, 31 de marzo de 2017

VENEZUELA EVITA JAQUE MATE DE LA OEA. 
 


Golpe de Estado en Venezuela?


¿Por qué no es un "autogolpe" la sentencia del TSJ venezolano?   http://wp.telesurtv.net/news/Por-que-no-es-un-autogolpe-la-sentencia-del-TSJ-venezolano-20170330-0075.html 


   El gobierno constitucional de Venezuela, ha tomado medidas conjuntamente con el TSJ para evitar un nuevo golpe de Estado Legislativo, como los ocurridos en Honduras, Paraguay y Brasil, pues los presidentes electos por las mayorías populares no eran del agrado de las poderosas élites criollas y extrangeras.
   Hoy en día, nadie que tenga un mínimo de buena y diversificada información, y  goce de un censo crítico medianamente razonable, ignora que la OEA de hoy no es la OEA que se creó el 30 de abril de 1948. Con el pasar de los años, fue siendo transformada en una plataforma política que obedece a los intereses ideológicos de las grandes multinacionales, cuyos accionistas, propietarios y beneficiarios indirectos pertenecen a una sub-cultura totalmente materialista, elitista, clasista eternamente temerosa de la reacción contestaria y revolucionaria de aquellos de los cuales se mantienen, explotándolos sistemáticamente a través de la conocida y muy bien pensada Obsolescencia Programada. 
   Esta estrategia da frutos inconcebibles e interminables, como así injustos y aceptados por sus víctimas, gracias al persistente trabajo de concientización hecha por  una arma que ellos poseen y utilizan permanentemente: los medios de comunicación audiovisuales- internet. 
  El actual Secretario General de la OEA, es el inefable Luis Almagro, un político uruguayo ex-militante del Partido Nacional (Derecha Ruralista)  de su país. Desertó de ese partido (1999) para acomodarse en filas del Frente Amplio (MPP-Movimiento de Participación Popular- el partido de José Mujica), una coalición de partidos de izquierdas que gobierna el Uruguay por tercera vez. Para ello, se valió vaya uno a saber de qué artimañas para convencer al propio Mujica y a sus convencionales de que era un experto en política exterior, lo que le valió el puesto de Canciller en el Gobierno-Mujica. Trabajó en ese período de acuerdo a los lineamientos ideológicos de su nuevo Partido, lo que le valió la candidatura a la máxima secretaría de la OEA, la que ganó el 18 de marzo de 2015.
  


Panqueque.
  "Allí muchos lo acusan de "panqueque" por los cambios en sus posiciones políticos. Por ejemplo, su acercamiento a Israel cuando terminaba el gobierno de Mujica y empezaba su campaña rumbo a la OEA, luego de años de fuertes enfrentamientos y una relación muy estrecha de su parte con Irán.
Pero el cambio más fuerte de todos es Venezuela. "Almagro cambió de ideas más rápido de lo que se cocina un panqueque", escribió en El País el columnista Antonio Mercader. "El zigzagueo político es una constante en su carrera", agregó el militante nacionalista. - Escribió el periodista del diario El Observadorel 2 de octubre de 2016.
  La posición de este desabrido "panqueque" en la OEA, le quita credibilidad a una organización internacional que ya venía muy desmerecida. Tal vez sea la causa del reciente fracaso de su intención en lograr un apoyo mayoritario para aplicar la Carta Democrática a Venezuela, primer paso de un bloqueo a la cubana, que no le conviene a nadie, pues el oro negro de su subsuelo es muy necesario para todos, y nadie quiere prescindir de su abastecimiento, lo que hará disparar el precio del barril.
   Una cosa es real e incontestable: gracias al chavismo, bolivarismo o "Socialismo del Siglo XXI" en Venezuela desapareció el analfabetismo; las grandes villas miseria de ranchos de lata y cartón; el olvido de las sociedades indígenas, que gobiernos anteriores ignoraban totalmente (hoy tienen escuelas, reforma agraria, viviendas dignas y policlínicas de atención médica gratuita, entre otros privilegios antes impensables).
   El despiadado boicot que las grandes empresas de importación le hacen al país, desabasteciendo los centros de compras de artículos básicos, y especulando con los precios y el contrabando, no tiene otro cometido que crear el descontento entre la población, poniéndolos entre la espada y la pared: "Si quieren comer y vestir bien, derroquemos al Bolivarismo, y únanse al Capitalismo que los seguirá explotando hasta el fin de sus días".
   Pero lo que no quieren admitir, es que el pueblo trabajador humilde y honesto no se vende al bajo precio de la necesidad, al decir del Prócer uruguayo José Gervasio Artigas.

                      *              *              *

  Walter E. Carena
   Twitter: @WCarena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario