Buscar este blog

jueves, 28 de agosto de 2014

¿Otra vez la guerra vejará a la paz en Asia? (Duele en el alma...)

 
 Corea del Norte       

      
                República Popular China

    
Corea del Sur                                              Estados Unidos

  Nadie que sea normal - sano mentalmente - desea otra guerra de gran escala, principalmente porque la cobardía que caracteriza a las guerras modernas, produce muchas más bajas civiles que militares, muchas más que las de antes de este siglo  XXI.
  Me duele en el alma, ver como hasta algunos analistas políticos rusos y de otras nacionalidades occidentales que se declaran socialistas, anteponen la catástrofe económica mundial, como la consecuencia más importante de una eventual guerra como la que parece ser inevitable, a las catástrofes de pérdidas humanas inocentes de todos los países involucrados.
   Duele en el alma, el solo hecho de pensar que otras potencias como China; Rusia; Alemania; India y Japón no intercedan firme y definitivamente para evitar que comienzen a volar los misiles y los pedazos de humanidad, de un lado y de otro.
  Duele en el alma, que el Vaticano y los líderes de las religiones cristianas y de otros orígenes, no se manifiesten enfáticamente para frenar las masacres antes de que comienzen.
   Duele en el alma, comprobar que hay millones de seres humanos que esperan ansiosos el comienzo de la matanza, para comenzar a ganar dinero en abundancia; para hacerse famoso con las noticias más crudas; para asegurase una hegemonía ideológica, o simplemente para regocijarse con el espéctaculo transmitido por TV (como en la "Tormenta del Desierto" de 1991).
  Ambos contendores se echan las culpas de la crisis actual. Corea no ha invadido a nadie, no ha enviado aviones espías a su vecino o a USA, nunca un avión coreano fue detectado cerca de territorio eeuunidense; si la excusa de masacrar norcoreanos, es que éste país construye armas nucleares...¿por qué entonces no se sanciona a los países "amigos" de EEUU que han construído -o construyen -  estas armas, o se les amenaza con hacerles la guerra?
   EEUU y Japón, han hecho de Corea del Sur uno de los países asiáticos más industrializados del mundo. El primero, también hizo de ese país un territorio para sus bases militares y de espionaje industrial. Es impensable para los burócratas norteamericanos, el hecho de que estas bases corran algún riesgo, lo deben evitar aunque para ello tengan que quemar vivas a millones de personas inocentes: pues Corea no se rendirá  fácilmente, solo lo hará cuando compruebe que la mitad de su población civil haya muerto.
   Los dos se acusan mutuamente, de ser los responsables de un inminente holocausto, pero la humanidad los acusará a ambos de ignorar a los niños, mujeres, juventudes y ancianos de su propia sangre, inmolados fríamente en defensa de intereses materiales y dogmas vacíos de humanismo. 
  ¿Llegará el día en que los fanáticos de las armas y de la muerte, sean castigados por tantas crueldades? 

                                   *                     *                  *

  Walter E. Carena
  Twitter: @wcarena