Buscar este blog

jueves, 28 de agosto de 2014

¿Otra vez la guerra vejará a la paz en Asia? (Duele en el alma...)

 
 Corea del Norte       

      
                República Popular China

    
Corea del Sur                                              Estados Unidos

  Nadie que sea normal - sano mentalmente - desea otra guerra de gran escala, principalmente porque la cobardía que caracteriza a las guerras modernas, produce muchas más bajas civiles que militares, muchas más que las de antes de este siglo  XXI.
  Me duele en el alma, ver como hasta algunos analistas políticos rusos y de otras nacionalidades occidentales que se declaran socialistas, anteponen la catástrofe económica mundial, como la consecuencia más importante de una eventual guerra como la que parece ser inevitable, a las catástrofes de pérdidas humanas inocentes de todos los países involucrados.
   Duele en el alma, el solo hecho de pensar que otras potencias como China; Rusia; Alemania; India y Japón no intercedan firme y definitivamente para evitar que comienzen a volar los misiles y los pedazos de humanidad, de un lado y de otro.
  Duele en el alma, que el Vaticano y los líderes de las religiones cristianas y de otros orígenes, no se manifiesten enfáticamente para frenar las masacres antes de que comienzen.
   Duele en el alma, comprobar que hay millones de seres humanos que esperan ansiosos el comienzo de la matanza, para comenzar a ganar dinero en abundancia; para hacerse famoso con las noticias más crudas; para asegurase una hegemonía ideológica, o simplemente para regocijarse con el espéctaculo transmitido por TV (como en la "Tormenta del Desierto" de 1991).
  Ambos contendores se echan las culpas de la crisis actual. Corea no ha invadido a nadie, no ha enviado aviones espías a su vecino o a USA, nunca un avión coreano fue detectado cerca de territorio eeuunidense; si la excusa de masacrar norcoreanos, es que éste país construye armas nucleares...¿por qué entonces no se sanciona a los países "amigos" de EEUU que han construído -o construyen -  estas armas, o se les amenaza con hacerles la guerra?
   EEUU y Japón, han hecho de Corea del Sur uno de los países asiáticos más industrializados del mundo. El primero, también hizo de ese país un territorio para sus bases militares y de espionaje industrial. Es impensable para los burócratas norteamericanos, el hecho de que estas bases corran algún riesgo, lo deben evitar aunque para ello tengan que quemar vivas a millones de personas inocentes: pues Corea no se rendirá  fácilmente, solo lo hará cuando compruebe que la mitad de su población civil haya muerto.
   Los dos se acusan mutuamente, de ser los responsables de un inminente holocausto, pero la humanidad los acusará a ambos de ignorar a los niños, mujeres, juventudes y ancianos de su propia sangre, inmolados fríamente en defensa de intereses materiales y dogmas vacíos de humanismo. 
  ¿Llegará el día en que los fanáticos de las armas y de la muerte, sean castigados por tantas crueldades? 

                                   *                     *                  *

  Walter E. Carena
  Twitter: @wcarena
  

miércoles, 27 de agosto de 2014

HAMAS USA ESCUDOS HUMANOS:
¿Verdad o Mentira?

          
  Asesinatos de Corresponsales de Guerra.
 Mientras continúen las cobardes ejecuciones de estos intrépidos periodistas, será muy difícil conseguir pruebas de esas acusaciones. Pero no por eso, carecen de coherencia, y la coherencia tiene el mismo grupo sanguíneo de la verdad. Si algún día, se obtienen pruebas irrefutables de que los combatientes de Hamas, obligan a sus propios compatriotas civiles a convertirse en  escudos humanos, el mundo sentirá la culpa de haber dudado de una extrema y nauseabunda cobardía, por parte de un grupo desquisiado de árabes.
        Imágenes extraídas de Google

Lobotomía 
   Con esta reflexión, no estoy quebrando una lanza por las FFAA de Israel, ni declarándome - como tanto le gusta afirmar a los políticos israelenses - anti-semita; ni dudando de sus afirmaciones al respecto. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Se justifica la masacre de los civiles-escudo?...y a respondernos: ¡De ninguna manera! Respuesta ésta, que provoca otra pregunta: ¿De qué manera debería defenderse Israel, de los ataques de los combatientes islámicos radicales de Hamas?
   Yo, respondo con otra pergunta: ¿Por qué no practicar una lobotomía en esa fanática facción religiosa? (La lobotomía cerebral es un tipo de psicocirugía, consistente en la sección quirúrgica de uno o más fascículos nerviosos de un lóbulo cerebral./ (Fuente: Wikipedia)); como la que los cirujanos eeuunidenses le practicaron al grupo radical Talibán, al eliminar al inefable Bin Ladem.
   No soy tan ingenuo (o arrogante), como para afirmar que esa es la solución final a un problema tan intrincado, pero estoy seguro que operando esos tumores, se podrá debilitar el poder psico-político-religioso de tales facciones, ahorrando cuantiosas vidas civiles y ríos de dinero...aunque tal vez, sea ese río aurífero el verdadero motor de las matanzas. 
   No es del todo acertada, la creencia de que actualmente Israel ve como enemigos acérrimos a Palestina, y viceversa: Israel no es para la nación Palestina, el mismo enemigo de hace una década. Hoy es apenas un incómodo e indeseable vecino, con el cual espera negociar la tolerancia religiosa y asegurar una convivencia pacífica, vitales ingredientes para hornear  sabrosa armonía.
   El hediondo terror que utilizan los radicales yihaddistas de Hamas, asociado a una irresponsable difusión mediática universal, le hace creer a la sociedad común, que esta sangrienta guerra se libra entre el Estado hebreo y el Estado de Palestina.
  Islam, es una religión monoteísta abrahámica (al igual que el Cristianismo). Por el hecho de ser una religión (http://unisudamericana.blogspot.com/2014/08/religiocracia-dictadura-encubierta.html ) de éstas características, mantiene a una minoría fanática, cuya barbarie es su mejor arma, por ser traumática a la sociedad y profundamente psicológica. 
   La paz en Medio Oriente, estará más cercana cuando los bárbaros islamitas dejen de serlo (bárbaros), y cuando la poderosa facción sionista  israelita, renuncie definitivamente a expandir por la fuerza sus territorios.
  En el horizonte del desierto tormentoso, todavía se ven obscuros y silenciosos nubarrones, pero los relámpagos, rayos y centellas han hecho una pausa en medio del caos...esperemos que no sea solo para tomar aliento!

                           *                    *                 *

    Walter E. Carena
Twitter: @wcarena  



 
 

    

  







 

sábado, 23 de agosto de 2014


  ISRAEL SIGUE MASACRANDO
SIMILITUDES: Gaza - El Salvador
Artículo extraído del suplemento Bitácora 
Eduardo Galeano:

  Ya poca Palestina queda

Paso a paso, Israel la está borrando del mapa

   Lea el artículo:

http://www.bitacora.com.uy/noticia_6498_1.html

martes, 12 de agosto de 2014

RELIGIOCRACIA:  Dictadura encubierta

           

                


   
 Imágenes extraídas de Google

Creencias y supersticiones medievales

  Pecaría por necedad extrema, si negara que las religiones (todas) tienen un componente social muy importante en nuestra civilización, es más, ha sido lo más importante como filosofía social - reguladora de conductas - para haber llegado hasta hoy, de la forma como la civilización es actualmente. De ninguna manera, creo que haya sido imprescindible, apenas muy importante.
  Oímos constantemente, hablar de las atrocidades que las religiones cometieron, cometen y cometerán. ¡Y vaya si es condenable!
    Hasta aquí, no estoy diciendo nada nuevo. Pero...no puedo dejar de preguntarme, si aún en el siglo XXI se le deba dar tanto poder, preponderancia, y confianza casi ciega.
   Las religiones, no son otra cosa que un compendio de mitos, creencias y supersticiones medievales; pre-medievales, y (¡Oh, absurdo!) actuales.
  No se debe caer en simplismos tan cholulos, como el que argumentan las personas religiosas de que un no-religioso es ateo. ¿Acaso el ser humano es tan poco racional,como para necesitar de una organización histórico-filosófica para creer en un Dios? 

¿Por qué han sobrevivido hasta hoy?

   Muchos se hacen esta pregunta, y muchas han de ser las respuestas.
   Las religiones tienen como base principal, para su existencia, a la comunicación de masas (poder mediático). Sin ésta, no existirían ninguna de las religiones hoy existentes, la comunicación de masas siempre estuvo presente, desde que los humanos comenzaron a formar clanes parlantes, por todo el planeta. Las religiones eran precisamente eso: comunicación pura y exclusiva.
  Primitivamente, no existía otra forma de organizarse en comunidad. La religión era como la Constitución y los Códigos  Judiciales de hoy en día, es  de ahí que nació. A medida que se veían los resultados positivos de este recurso, no faltó quién se diera cuenta de su poder de inducción y la transformó en la forma más efectiva de atemorizar, dominar y explotar al prójimo; torturar, violar y asesinar legalmente, sin ser castigado por ello (cualquier similitud con la actualidad, no es mera coincidencia).
          


       
  Imágenes extraídas de Google

 Lo que no dejo de preguntarme es: ¿como es posible  que haya sobrevivido hasta el siglo XXI ?
   La respuesta es simple: quién tiene capacidad para comunicarse con las masas, la utiliza en provecho propio, por que roba dinero y bienes, con la autorización del robado. El enriquecimiento ilícito, así, deja de serlo. Y hay más, en la mayoría de los países del mundo, los Estados los premian por ello, recortando significativamente la carga tributaria.

Conducta regulada

  También es cierto, que la religiosidad logra regular la mala conducta de una importante cantidad de ciudadanos descarrilados, que pierden o ignoran los valores morales y sociales, tan necesarios para convivir armoniosamente en la sociedad. ¿Es que todavía no existen formas legales, académicas y científicas, que puedan regular la conducta de esos descarrilados?
La necesidad de creer en "algo"

  Es lo primero que se le viene a la cabeza a todo el mundo, cuando alguien quiere saber para qué sirve la religión.
  ¿Creer en algo? ¿Por qué? ¿Acaso ya no es hora de que la humanidad crea más en la Naturaleza, en sus códigos y leyes? ¿No hay personas dignas de confianza, que obstenten poder político y cultural, y que nos sirvan de referentes en los que confiar?
  Parece que los individuos contemporáneos, se resisten a creer en ellos mismos; en las instituciones que proponen filosofías y proyectos de caracter objetivo, dándole prioridad a lo subjetivo, lo fantástico y a lo que se viene prometiendo hace miles de años, y que nunca se cumplen esas promesas, que no son otra cosa que profesías irreales. Si alguien discrepa con este pensamiento, lo conmino a demostrar objetivamente que estoy equivocado. Pues es muy fácil discrepar, cuando se  repite lo que hombres sagrados han predicado siempre, una y otra vez.
   He llegado a pensar que gran parte de la humanidad prefiere continuar en la era primitiva, cuando los medios de comunicación apenas existían por medio del boca a boca, y después con aves mensajeras. ¿Pensarán seriamente que los medios de hoy en día, son obras de Lucifer

  Existen determinadas religiones, a las que por su carácter radical, y convenientemente obtuso, se las puede llamar  Dictaduras, sin temor a exagerar con tal sustantivo.  
  Mientras sean una poderosa fuente de recursos político-económicos, estaremos obligados a convivir con las religiones. El gran desafío, es permanecer impermeable a las promesas que sus oradores nos hacen constantemente, para ello, debemos tener siempre presente que los predicadores han sido instruídos cuidadosamente para este fin: convencernos de que la felicidad es monopolio de la religión. 


                            *                    *                 *

Walter E. Carena
Twitter: @wcarena