Buscar este blog

jueves, 10 de octubre de 2013

INMEDIATEZ...el sistema Neoliberal Financiero la ha utilizado para esclavizar a Occidente.

        

    

La complicidad de los medios.


  No es de extrañar, ni sorprende a nadie: la complicidad de los medios de comunicación de masas con este sistema, es la herramienta más importante para inculcar el consumo supérfluo, obsoleto e inútil. Una complicidad comprada y muy bien pagada, porque los resultados positivos son inmediatos.
 ¿Quién no escuchó una voz estridente y pegajosa, bramar: ¡Esta promoción tiene tiempo limitado, corra, no llegue tarde! ¡Válida hasta terminar el stock! y cosas por el estilo?
  Cuando un eléctrodoméstico se descompone, y deja de funcionar, automáticamente queremos substituirlo...tiene que ser ya! (Inmediatez) Nos olvidamos que no tenemos dinero metálico en ese momento, porque tenemos el plástico...y da la falsa impresión de que es inagotable. Con todos los artículos cotidianos (zapatos, vestimenta, adornos, entretenimientos, etc) sucede lo mismo: nos parecen imprescindibles. 
  El actual sistema, nos sigue vendiendo espejitos de colores (baratijas inútiles), y los pagamos con oro (cientos de horas de trabajo).
  En un trabajo conjunto, y a través de los Medios, los Bancos y Financieras (emisoras de las Credit-cards) nos convencen a gastar más dinero del que ganamos. Ahí es cuando entran en juego los Préstamos de todo tipo: Lleve dinero hoy, y pague dentro de xx días, o meses, o años.
  Cuando hacemos depósitos en las Cuentas de Ahorro, le estamos prestando dinero al Banco - pues el efectivo no duerme en una caja fuerte, sino que es usado para diferentes transacciones -, éste nos paga (Ejemplo: Brasil) 0,5% por mes, por dicho préstamo. Y no le podemos exigir garantías.
  Pero cuando somos nosotros, los que tomamos un préstamo del Banco, nos cobran entre 5,3% y 6% por mes, más recargos por Seguros y Gestión Administrativa. Además de exigirnos garantías.
  Usando las Tarjetas de Crédito y los imnumerables préstamos y financiamientos de deudas, nos hacen rehenes del Sistema sin escapatoria, o por lo menos, es lo que nos quieren hacer creer, y la mayoría absoluta, lo termina creyendo.
  El Índice de Criminalidad Programada, nos asusta de tal modo, que acudimos a la seguridad de los Bancos, y dejamos que administren y guarden nuestros salarios...pero no podemos retirar la cantidad que deseamos, sino la que el Banco desea (tope máximo de retiros).

El escape.

 Existe una sola forma de escapar de la tela de araña económica. Y esta, es dar el primer paso con sacrificio y firmeza: Abandonar la inmediatez.  Como con todo vicio, la descontaminación de la inmediatez, es árdua, dolorosa, extremadamente difícil y un enorme desafío. Pero es muy posible, es solo estar determinado a ser libre, a romper las cadenas del consumismo obsoleto. A estar determinado a dormir más tranquilo; a dedicarle más tiempo a los seres queridos; al disfrute pleno de la Madre Naturaleza; a la erradicación de los veneno-remedios anti-ansiedad, anti-estrés y anti-angustia.
  Podemos abolir esta moderna esclavitud, sin violencia, sin salir a las calles a arriesgarnos a ser heridos y/o asesinados. Sin darle motivos a las fuerzas represoras, para que descarguen sus frustraciones y amarguras en nuestra carne, y en la de nuestros hijos; sin darle motivos a los Medios, para que suban sus Rattings y aumenten sus lucros publicitarios a costa nuestra.
  Apenas renunciando a la Inmediatez, será posible.


                     *                     *                     *

    Walter E. Carena
    Twitter: @wcarena