Buscar este blog

sábado, 5 de octubre de 2013

¡EEUU INSÓLITO!
El enemigo de las huelgas, está en huelga. 
_____________________
 http://www.cgt.info/correosmadrid/CUAL-ES-EL-VERDADERO-SIGNIFICADO.html
  http://www.farmworkers.org/luchacal.html

        
          
Imágenes extraídas de Google

El Estado en Huelga

  El estilo de vida creado por EEUU, no sería tan malo si los gobiernos no hubieran obedecido las órdenes de las clásicas Maffias que fueron llegando a finales del siglo XIX (Italianas, Judías, Irlandesas, Chinas, Japonesas, Rusas, Latinoamericanas y otras tantas de menor envergadura). Maffias, que fueron corporativizándose hasta adquirir un poder tal, que lograron comprar la Desregulación en todos los ámbitos de sus negocios, abriéndole las puertas y ventanas de par en par, a la corrupción.
  Es por esta razón, y no otra, que el sistema que siempre se opuso a las huelgas de los trabajadores del mundo, hoy acude a ésta como única medida política de resistencia.

 
  El inefable y tristemente célebre economista judío Milton Friedman, decía que lo único que no privatizaría ni desregularía, serían las FFAA. En la actualidad, esas Maffias se ríen de la blandura de un importante ideólogo (otro judío, Henry Kissinger, era parte del grupo) de The Shock Dotrine, que predica muerte, tortura, terror y sufrimiento a la sociedad, para imponer sus maquiavélicos Planes Económicos: cuando el terror y el sufrimiento de las personas pasa, el Plan ya ha sido impuesto.
  Se ríen, porque modificaron dicha doctrina para mucho peor, cada vez peor (no para ellos, ciertamente). Todas las FFAA y de Inteligencia, Prisiones y servicios aduaneros están siendo privatizados. Pero estas privatizaciones, son echas a dedo (Lobbys),  y nadie las regula: hacen lo que se les antoja para su conveniencia. Por causa de estos errores, el Sistema Americano se ha corrompido, y hoy es el peor del mundo...y lo más grave está por venir.  

Consecuencias de la "Huelga"

  Si en 2008, la crisis inmobiliaria - financiera, dejó al mundo casi de rodillas en lo económico, de seguir este cierre estatal por más tiempo, el mundo quedará económicamente derribado. A menos, que  potencias como China, Rusia e India, comienzen a consumir al nivel en que lo hacía USA.  
  El consumismo obsoleto, que hacía parte de la cultura eeuunidense, obligó a las demás naciones del planeta, a depender  exclusivamente de Estados Unidos (¡vaya forma de dominación!). Ahora, si ellos reducen su consumo  (importan menos)  la debacle económico-social mundial, es inevitable. El efecto donimó no se podrá parar, la única (¿remota?) esperanza, es que las tres potencias antes nombradas tomen su lugar.
   Si Obama cede, el radicalismo republicano gana. Lo que debe traducirse como el nacimiento del Nuevo Orden Mundial: la inminencia de nuevas guerras en los cinco continentes, muy probablemente, la III Guerra Mundial.
   Si Obama se mantiene firme e irreductible,  corre el riesgo de llevar la misma suerte de los hermanos John y Bob Kennedy. Hay fuertes indicios, de que él fue elegido para presidente, por los mismos que hoy lo tienen contra las cuerdas. Cometió la imperdonable falta de asociarse con el representante de la potencia rival, y evitó que los de arriba facturaran trillones de dólares en la guerra contra Siria. Tal vez, Barak Obama no sea igual o peor que los Bush. Nos queda la sensación, de que el hombre afro-americano que pusieron al frente de la gran potencia, no es más que un Alfil en el obscuro tablero del Club Bilderberg. Y como todos sabemos, es común, en el ajedrez, sacrificar una pieza si ello nos da la posibilidad de lograr un Jaque Mate. 
  Cuando los radicales republicanos pongan en jaque al mundo sacrificando su alfil, Irán y/o Corea del Norte sufrirán las consecuencias inmediatas...lo mismo ocurrirá, si los demócratas derruban al Rey antes del sacrificio. 
 Las predicciones de los analistas y gurúes de la política internacional (económica, social, cultural y religiosa), no son para nada alentadores. Por algo será. Debemos aceptar, que el mundo como lo conocimos cambiará, y no será para mejor. Adaptarnos a  nuevas formas de sobrevivencia, sin renunciar a la resistencia jamás, es lo que nos espera. La renuncia colectiva a la resistencia, conllevaría a dejar de ser libres, individuos dignos y habitantes merecedores de este, nuestro hermoso Planeta Tierra. 
  No podemos permitir que nuestros hijos y nietos sean la carne de sus modernos cañones, ni el blanco de sus misiles teledirigidos. 
  ¿Será una quimera, el tener la esperanza de que la humanidad llegue un día a "corporativizar" esa tan necesaria resistencia?


                   *                      *                     *

   
     Walter E. Carena
   Twitter: @wcarena