Buscar este blog

domingo, 24 de febrero de 2013

Hagamos algo por el crecimiento evolutivo de nuestra especie, y no por su perdición!
 ¡No a la Obsolescencia Programada. !
 El crecimiento intelectual y moral, es una prioridad de extrema urgencia. La imagen y el consumismo, son  murallas frente a esa prioridad


Imágenes extraídas de Google. 

  Mis compañeros de la Red Social, Margarita G. Velázquez y Oscar D. Larrea, tuvieron la feliz idea de compartir dos videos muy significativos sobre un tema compuesto : El Consumismo Chatarra Impuesto (Obsolescencia Programada - O.P.) y el desinterés por la Evolución Intelectual y Moral, detectada como consecuencia del primero.
  Este nuevo  paradigma (O.P.), se introduce en el debate a partir del estudio minucioso del consumo desmedido por cosas absolutamente obsoletas, hecho por importantes Psicólogos y Psico-economistas - que no detallaré aquí, pues en los videos adjuntos al post, se especifican claramente - que le dedicaron horas, al filo de mucho tiempo, para tratar de entender y educar a la sociedad víctima de la manipulación solapada, pero muy efectiva, para obtener en poco tiempo ganancias hiper-millonarias. Cual estratégicas telas de arañas, las corporaciones empresariales y financieras, nos envuelven sin que nos demos cuenta, y extraen el fruto de nuestro trabajo diario - de la misma forma que las arañas le chupan los órganos a sus presas - y nos dan a cambio "espejitos de colores", juguetes descartables y de muy baja duración; basura de lujo, que nos hace sentir estúpidamente satisfechos.
  No podemos quedarnos en el papel de meros espectadores de nuestra propia destrucción, causada por la pérdida de valores elementales para asegurar la evolución - y no la involución - de nuestra especie. Consecuencia ésta, del deslumbramiento causado por las compras fáciles y la subjetiva sensación de seguridad y confort.
  La sociedad en su conjunto (mayoría) se está idiotizando; es muy fácil comprobarlo, si ponemos atención a las conversaciones y actitudes cotidianas de las personas que nos rodean: la superficialidad  es cada vez más superficial, y la profundidad se adormece de tedio, por no ser llamada a participar de los coloquios y los proyectos de vida, personal y familiar. Y lo más asustador, es que esta idiotez colectiva está programada, arquitetada e introducida en la sociedad a través del consumo y de la ficticia escalera de clases.
  Comparto con mis lectores los videos en cuestión, con la esperanza de que sean compartidos, a su vez, con la mayor cantidad de personas y/o agrupaciones sociales, para dar inicio, de esta forma, a la contribución imprescindible por esclarecer la mayor cantidad de cabezas que sea posible.




  




*                   *                  *
 


   Walter E. Carena
   Twitter: @wcarena