Buscar este blog

viernes, 26 de octubre de 2012

¡Ejemplo Boliviano!

     
Imágenes extraídas de Google.

   Coca Cola y McDonald's fuera de Bolivia en diciembre.

El Gobierno de Bolivia ha anunciado que expulsará del país a la empresa de refrescos Coca Cola a partir del 21 de diciembre, según el ministro de Exteriores boliviano, David Choquehuanca, para “celebrar el final del capitalismo”.
El mismo día, la cadena de hamburgueserías McDonald's cerrará los ocho locales que durante 14 años han permanecido en Bolivia, tras su fracaso comercial al intentar influir en la cultura gastronómica del país.
“El 21 de diciembre tiene que ser el fin de la Coca Cola, y el comienzo del mocochinche (refresco de durazno, o melocotón). Los planetas se alínean después de 26 mil años (...) Es el fin del capitalismo y el comienzo del comunitarismo" ha expresado Choquehuanca en un acto público, según recoge la cadena Telesur.
La expulsión de Coca Cola de Bolivia está fundamentada por el Gobierno en los daños que produce a la salud, como su asociación a los infartos cardíacos, los derrames cerebrales y el cáncer.
El retiro de las dos marcas coincidirá con la Reunión Mundial de Indígenas convocada por el presidente boliviano, Evo Morales, en la Isla del Sol. En ella se celebrará el fin del calendario maya y el inicio de una nueva era, al que se ha sumado el cierre de estas cadenas internacionales.
“Estará en sintonía con el fin del calendario maya, y será parte de los festejos para celebrar el final del capitalismo y el comienzo de la cultura de la vida”, ha expresado Choquehuanca.
McDonald’s cerrará definitivamente sus restaurantes después de que en 2002 bajara la persiana de varias sucursales en la provincia boliviana. Las razones del fracaso de la cadena de hamburguesería se deben al rechazo de los bolivianos al menú estadounidense.
En un esfuerzo por integrarse en Bolivia, la cadena incluyó la llajwa -una salsa típica boliviana para aliñar comidas- en su repertorio de comida, asegura la BBC. Además, el precio de las comidas de McDonald’s (la más baratas de 2,50 euros) son muy caras para algunos bolivianos que pueden obtener alimentos preparados por menos de un euro.

Artículo copiado del diario El Huffington Post.

                                         *           *           *

  ¿Qué están esperando nuestros Gobiernos izquierdistas y progresistas para tomar ejemplo del gallardo y valiente Gobierno de Evo Morales?
   ¿Me van a responder con la ya gastada retórica del desempleo?
   No fue uno de los países más ricos del Cono Sur, quién tomó esa determinación, si no el más pobre (por ahora).
    Esas dos marcas, son las marcas del Capitalismo neo-liberal gastronómico. El mismo capitalismo que venimos combatiendo por cinco décadas. Muchos gobernantes llegaron al Poder enarbolando esa bandera...¿y hoy se hacen los distraídos?...menos Evo Morales.
   Tenemos que poner más atención y énfasis, en las actitudes políticas y anti-colonialistas del Aymará que gobierna Bolivia.
   Lo debemos tenes como miembro permanente en el Mercosur, pues su voz y su voto fortalecerán el bloque.
  Walter E. Carena
  Twitter: @wcarena




¡Basta de extrangerización de la tierra!


 
 
Fotos extraídas de Google.

   En Latinoamérica, estos cuatro son los únicos gobernantes que tienen coraje para tomar medidas concretas contra la extrangerización de la tierra, su rico patrimonio.
   En los demás países, cada vez se oyen más voces dando gritos de alerta, para frenar y erradicar este mal de origen capitalista, a lo que gobernantes y partidos políticos, parecen hacer oídos sordos. Es muy doloroso constatar que en esos gobiernos izquierdistas, aún haya Cartas Magnas donde sobrevivien leyes que amparan esos turbios negocios apátridas.
   No es posible que a ninguno de ellos no se les ocurriera crear nuevas enmiendas, que erradiquen para siempre la venta de tierras a extrangeros, como si fuera una simple mercadería  comercial.
   ¡Esta práctica capitalista debe acabar! ¿Dónde están los revolucionarios discursos de los que hoy gobiernan, censurando lo que hoy permiten? ¿No habrá ni un gobernante socialista, que promueva un Plebiscito para una Reforma Constitucional que contenga leyes más patrióticas, como la prohibición de la venta de tierras a extrangeros; la regularización de los trabajadores de las minas  y de los trabajadores rurales; de la prohibición de agrotóxicos que envenenen tierras,  ríos y lagunas.
   ¿Es falta del coraje que tienen los Presidentes de la foto, o es por el interés de defender inversiones de oligarquías extrangeras?
    Cualquiera de estas dos hipótesis, significaría un peligrosa falta de fidelidad a la Patria, y a sus propias filosofías ideológicas.
   Hagamos un llamado popular a organizar movilizaciones, para forzar un referendun que acabe con la extrangerización de nuestras tierras. 

                                 *                    *                   *
  Walter E. Carena
 Twitter: @wcarena