Buscar este blog

jueves, 4 de octubre de 2012



¡Juventud....divina esperanza! IV

Las bestias están asesinando a nuestras jóvenes mujeres.

Juventud excluída, desoída y agredida. (Foto publicada por weblogs.clarin.com)


     La cuarta página, de la secuencia dedicada a la juventud en situación de lucha, se la dedico a todos aquellos gurises que no han tenido la oportunidad de estudiar. Ya sea por su situación económica precaria, o porque sus mayores no han sabido o no han querido prepararlos sicológicamente, para que se sientan ansiosos y convencidos de que la Educación es el único camino que les asegura un futuro promisor. Que solo a través de la Educación responsable, es que se transforma de un joven estudiante, en un ciudadano respetado, admirado y valorizado por la sociedad que lo rodea.
    Ayer por la mañana, vi en Telesur TV un reportaje a jovencitas raptadas y/o compradas, para ser usadas sexualmente. Chiquilinas menores de edad, que deberían estar estudiando, hoy por hoy están satisfaciendo la lujuria repugnante de enajenados y depravados, que alquilan sus servicios por unas horas, de manos de los sujetos más cobardes, sádicos y psicópatas incurables, que representan la bajeza moral más recalcitrante que se conozca. 
    Este reportaje, estaba siendo dedicado a las jovencitas vilipendiadas, en Latinoamérica. Es muy triste constatar, que  América Latina  no es el único continente que sufre esa hedionda enfermedad. En todo el mundo, ese cáncer ha extendido sus metástasis. Siento que mi deber, es aportar datos y mi humilde opinión, en lo referente a nuestra Sudamérica.
    Como no soy un Superhéroe todopoderoso, apelo a la consciencia, solidaridad y comprometimiento de todos los que se sienten indignados, impotentes y con deseos de hacer alguna cosa, para contribuir a exponer la actividad de estos cobardes, que muy bien armados y ocultos en las sombras de sus antros, se ríen de sus victimas; de los que las  aman, y sufren su desgacia; de la Justicia y de la Sociedad decente, honesta y trabajadora.
    Las escuché contar episodios aberrantes de como son tratadas, ellas, y en muchos casos, sus propias hijas casi bebés. Quién piense que estoy siendo tremendista, acese www.telesurtv.net, y busque en su archivo este reportaje.
    No podemos quedarnos de brazos cruzados, sintiendo vergüenza por pertenecer a la misma especie que esos monstruos. Desde la privacidad de nuestras casas, usemos este medio (internet) para denunciar; proponer ideas combativas; apelar a todas las organizaciones filantrópicas, culturales y deportivas; a hacer cadenas on-line para recabar información, y así poder fortalecer los ataques.
    Lo que más me repugnó al oír sus relatos, fue con la naturalidad que decían haber visto entre sus clientes, a Jueces; Jefes de Policía; Fiscales y hasta informativistas de medios televisivos y radiales.
    La consigna debería ser algo así: Caza a las bestias que explotan, torturan y asesinan a nuestra juventud.
    No se me escapa, que en  este Estado de Derecho, las posibilidades legales de éxito no son del todo seguras, pero es lo que hay. Muchos de los mismos que se inflan el pecho, asegurando que es el sistema más justo y democrático, son los que frecuentan esos antros y protegen a las bestias, a cambio de servicios gratuitos.
    Aparentemente, estamos indefensos, pues en algunos de los paises que tienen estos tumores sociales, existen Gobiernos Socialistas, Progresistas y Revolucionarios. Y no parece haber progresos, en el combate a estas mafias antisociales.
    Una pregunta que muchos se hacen para sus adentros (tan grande es el estigma), es: ¿Ya que los profesionales de la Ley y el Orden, son totalmente inútiles, y muchas veces cómplices de los enemigos de las familias sudamericanas, ¿no existe nada ni nadie, que pueda  proteger a nuestra juventud, y extirpar no solo las metástasis, sino también esos cánceres asesinos ?
  Cuesta creer que los guardianes de la sociedad - los militarizados -
no puedan, o no quieran tomar parte en la delicada y urgentísima tarea de proteger a sus familias y conciudadanos. Antes de llamar a Instituciones extrangeras (FBI; DEA, etc), sería más justo darle esa tarea a nuestros guardianes, nosotros estaríamos colaborando con ellos, para faciltarle la tarea. ¿Cómo? Observando con redoblada atención y redoblada discreción, los agujeros y las personas que entran en ellos; fotografiarlos, filmarlos y pasar esos datos a las autoridades, o publicarlos en todas las redes sociales que existen.
    Estos sujetos, utilizan el miedo, el terror y las apariencias agresivas, para inhibir el deseo de las personas de bien, de hacer cualquier cosa que los comprometa. Ahora, existen diversos medios para tomar iniciativas, sin ser detectados .
     No hay que temerles, hay que combatirlos. Si dejamos a nuestra divina esperanza, ser violentada, torturada y asesinada impunemente, no seremos dignos de nosotros mismos.
Aguarden, el Vº post aparecerá muy pronto.
Walter E. Carena
Twitter: @wcarena
Nota: Sean parte de este vehículo de comunicación, comenten y voten en la encuesta. Eso logrará mejorar y expandir la metralla de mis letras.
Muchas gracias.
 
¿Y ahora.....?
 
 
 
 
El partido entre Argentina y Brasil suspendido por desperfecto eléctrico El partido entre los seleccionados de Argentina y Brasil por el Superclásico de las Américas fue suspendido por un desperfecto en la iluminación del estadio Bicentenario de Resistencia. (Foto y parte de la nota publicada en www.continental.com.ar)

     Tanto la A.F.A. como la C.B.F. no empataron, simplemente perdieron. Sin jugar al futbol, perdieron el partido de la responsabilidad, del respeto, del compromiso deportivo con ambos pueblos, y de la imagen - ya muy controvertida - de seriedad político-económico-deportivo, como debería ser. Y como es, en algunos paises vecinos.
    Perdieron este partido, porque la causa  que causó el ¿accidente? (el ómnibus de la delegación brasileña enganchó unos cables del generador de energía electrica, que abastecía al Estadio Bicentenario), podría haberse evitado, si la C.B.F. hubiera hecho una vistoría, no solo del cesped de la cancha, si no también de los acesos de los jugadores; de la seguridad de los hinchas y deportistas;  de las condiciones de entrada y salida del coliseo deportivo y del equipo de iluminación existente (esto es habitual, cuando los partidos son nocturnos), por lo menos un día antes del evento.
      La A.F.A. no se concentró en ofrecer garantías mínimas, para prevenir un hecho tan vergonzoso como el de anoche - al decir de Rodolfo, mi gran amigo argentino, y visitante asiduo de este medio -. Subyace una interrogante: ¿Por qué no lo hizo? Tal vez, por que estaban ausentes los jugadores de ambos equipos que militan en Europa. Motivo por el cual, si bien los integrantes que juegan este Superclásico, son de lo mejor que poseen ambas Naciones en materia de jugadores locales, no tendría este evento, gran trascendencia mundial. 
     Desde que el viejo y queridísimo Fútbol se mercantilizó, víctima del Capitalismo salvaje y mezquino, que lo raptó para enriquecer principalmente a Mafias de Europa, principalmente de Italia y España (aunque no solamente de estos dos países), todo lo relacionado con tan noble y popular deporte, está prisionero de los intereses económicos de esas mafias, y de Multinacionales que publicitan sus marcas en los uniformes de los futbolistas y del cuerpo técnico. ( Un aparte para homenagear el libro "Yo soy el Diego", cuyo autor, no es nada más, ni nada menos que el gran Diego Armando Maradona. Que ilustra muy bien este asunto.)
     Ambas Asociaciones de Fútbol, dependen de sus dólares y euros, para llevar a cabo preparaciones responsables y aprimoradas, en los partidos internacionales de sus selecciones. Si están ausentes jugadores mundialmente reconocidos como crakques, las marcas de sus "clientes" no se promoverá al nivel esperado, por tanto esos dineros escasearán, o nunca llegarán. Debido a esto, y a consecuencia de su mezquindad, se omiten las inspecciones y prevenciones antes mencionadas.
     ¿Y ahora qué....?
      ¿....qué va a ocurrir, va a quedar así nomás?
     Estas Asociaciones, ¿serán tan irrespetuosas de no indemnizar a tanta gente perjudicada, moral y económicamente?
     Pues no estamos hablando solamente de los hinchas que concurrieron al Estadio, también fueron perjudicados los jugadores; los cronistas deportivos y medios de comunicación; los demás clubes, por la suspensión de los partidos de los miércoles  y el cambio de fechas. Es decir, nadie se benefició con la negligencia de ambas Asociaciones, todo lo contrario. Por lo tanto, tendrían que bajar la cabeza y ofrecer un reparo moral, y en ciertos casos, económicos. 
 
Walter E. Carena